Desajenado: Descasado.
Desalambrío: Hambriento.
Desguardillado: Destrozado, hecho polvo (se pronuncia esguardillao).
Disponedor: Manejantón.
Disipado: Si fuerza. La gaseosa lleva un rato abierta... se habrá disipado.
Dornillo: Recipiente de barro, con la boca muy ancha. Se usaba para lavar o para las haciendas de la matanza.